¿Qué hago ante Selectividad?

Estrés, nervios, todo un curso que repasar… La EvAU o nueva Prueba de Acceso a la Universidad provoca más de un dolor de cabeza. Yo misma he pasado por ello. ¡Qué duro se hace estudiar de nuevo todo cuando has acabado exhausto todos tus exámenes de Bachillerato! Obviamente todo esto requiere un esfuerzo y compromiso enormes, pero ¿qué tal si lo enfocamos como un último esfuerzo que te acerca más a tu sueño?

En este artículo te propongo algunos trucos para organizar tu trabajo en las próximas 3 semanas para dar lo mejor de ti y mantenerte motivado. ¡A por todas, piña!

  1. Organización, organización y organización. Necesitas un planning lo antes posible. Ten en cuenta el temario a repasar: número de temas, epígrafes y demás. Reparte tu tiempo eficientemente ahora que no tienes que ir a clase y trata de no sobrepasar las 8-9 horas de estudio diario.
  2. Ten muy en cuenta aquellas asignaturas que te cuestan más. Pide ayuda con clases o queda con compañeros que puedan echarte una mano. Sin embargo, no les dediques más tiempo que al resto, pues es casi mejor conseguir una nota alta en algo que controlas o te gusta que tratar de ser un 10 en todo. ¡No somos máquinas!
  3. Cuida tu tiempo libre. Aquí repito lo anterior: no más de 8-9 horas de estudio diario. Tu cerebro necesita descanso para poder no solo asimilar lo que estudies hoy, sino también absorber lo que estudies mañana. Si está saturado, no va a rendir igual. Aprovecha el resto del día para salir, hacer algo que te guste, hablar de otras cosas, estar con los tuyos y, sobretodo, descansar. Si tratas de estudiar 12 horas diarias, aguantarás pocos días a ese ritmo, no asimilarás igual y tu trabajo anterior podría verse perjudicado.
  4. Haz pausas durante el estudio. Se han hecho estudios que demuestran que a los 20 minutos comienzan las distracciones. Uno de los «síntomas» es leer y releer las mismas palabras sin lograr asimilarlas. Haz descansos de unos 5-10 minutos cada 45 minutos para concentrarte mejor. Si es posible, camina o da unos pequeños saltos en el sitio para activar tu circulación y, de este modo, tu energía.
  5. Aliméntate y ejercítate adecuadamente. No olvides cuidar tu alimentación, especialmente tu hidratación, y más en esta época: tu cerebro también está compuesto por un 70% de agua y la necesita para funcionar correctamente. Además, haz ejercicio si es posible para mantener el cuerpo energizado.
  6. Recursos online. Dispones de gran material online para complementar tus apuntes: vídeos en Youtube para los estudiantes más visuales o que necesitan explicaciones, EducaLab, Tiching, Exámenes de PAU… aquí tienes exámenes resueltos, trucos y ¡mucho más! Úsalo.
  7. Momentos previos al examen. Aquí surge el miedo al fracaso y los mayores nervios. RESPIRA profundamente, puedes practicar con vídeos de mindfulness en Youtube (los hay de tres minutos!) y un truco genial es inspirar lentamente inflando el abdomen durante tres segundos a la vez que imaginas tres veces el número 3, y lo mismo al exhalar. Y muy importante: recuerda que tu miedo solo está en tu cabeza, TÚ NO ERES TU MIEDO, de hecho, ya lo has vencido antes. Estás preparado para afrontar estos exámenes y ¡lo que quieras!

¡A POR TODAS! ¡PUEDES!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *