Mi hijo no quiere pasar tiempo conmigo

“Antes solo me buscaba, ahora pasa de mí”. Desde hace algún tiempo no reconoces en tu hijo a aquel niño que fue. Te pide que le dejes en paz, ya no te cuenta nada y por más que lo intentas, lo percibes cada vez más lejos de ti. ¿Se puede hacer algo al respecto en estas situaciones?

La adolescencia es una etapa realmente retadora para los padres. Llámalo “reto”. Sentir que tu hijo es un reto (y no una complicación) te alentará a buscar recursos y nuevas formas de actuar y ver las diferentes situaciones. Lo más conveniente es hacerse cuanto antes con esta actitud.

¿Qué le ha ocurrido?

Cuando son niños, sus profesores, sus padres y otras figuras adultas son quienes sustentan el rol de la autoridad: “si ellos son los mayores, hago lo mismo porque ellos ya saben lo que hay que hacer”.

Sin embargo, cuando la pre-adolescencia acecha, esto cambia. Su entorno social se amplía, y ya no solo pasan su tiempo libre con la familia, sino que comienzan a crear sus primeros círculos sociales, comenzando a elegir amistades con un criterio propio. Comienzan, cerebralmente, a desarrollar el pensamiento crítico, a discernir entre el bien y el mal o a buscar la manera de estar en el mundo.

Es precisamente ahora cuando se dan cuenta de que tú, como padre o madre, también te equivocas. Y el profe, e incluso el policía que aparca donde no debe. ¿Y ahora qué? ¿por qué “tenéis que” continuar siendo sus ejemplos?

¿Qué puedo hacer?

Como ves, este cambio es natural. Tu hijo no busca herirte ni tiene por qué sentir resentimiento. Únicamente necesita explorar. No obstante, aquí te doy cuatro pautas para que te vea “de otra manera”.

No insistas: esto solo empeora las cosas. Necesita explorar por necesidad propia, no porque te odie. Darle ese espacio supone un gran acto de confianza y también provocará que no quiera huir de ti, porque no habrá nada de qué huir.

Ábrete: cuando trabajo con padres, una de las primeras cosas que les pregunto es ¿tú le cuentas tus cosas a tu hijo/a?, cuya respuesta suele ser “no”. Luego vienen las excusas: “para no preocuparlo”, “porque le aburre”, etcétera. ¿Y si tu hijo pensase así? Porque créeme, lo hacen. Si sienten que comparten contigo, pero tú nunca lo haces, ¿cuánto cuentas con su opinión? Nosotros mismos nunca buscaríamos una pareja que no contase con nosotros, sin importar la razón.

Muéstrate humano: háblales (insisto, sin atosigar) no solo de tus cosas sino de cómo te hacen sentir. Los jóvenes son increíblemente vulnerables ante las emociones y sienten grandes deseos de ayudar. Comparte aquellos errores que cometes, cuéntales qué es lo que te gustaría o esperas de una situación, ¡de ellos incluso!

No te pases con la amabilidad: sigues siendo una figura de autoridad. No rebases tus límites o ignores tus valores por una hora de risas con tu hijo. En el futuro, va a lidiar con personas, y necesita que le digas “no”, a respetar aun teniendo que negociar aquello en lo que no está de acuerdo, entre otros. Necesita tu acompañamiento para desarrollar esto.

Como ves, más que hacer cosas para que cambie, se trata de ir aceptándolo y de respetar esta gran etapa. Si estamos continuamente encima de ellos, estropearemos un maravilloso caldo de cultivo para su crecimiento. Simplemente, quédate cerca. Te buscará.

28 comentarios

  1. Tengo un hijo que Le amo y lo quiero con toda mi alma pero ya no está conmigo ha cambiado mucho espero que este junto a mi esta pasando una adolescia muy dura

    1. Hola Gemma, te agradezco tu comentario y tu paciencia, pues el blog fue desactivado por error y ha habido recuperación técnica que hacer. La adolescencia muy comúnmente (y es necesario aunque no lo veamos) tiene que hacer que exista separación para encontrar y dar forma a la identidad. Espero que todo se haya solucionado. No obstante, si te apetece, aquí puedes contactarme y te atenderé personalmente: https://talentoadolescente.com/contacto . ¡Un abrazo!

    1. Hola Verónica, te agradezco tu comentario y tu paciencia, pues el blog fue desactivado por error y ha habido recuperación técnica que hacer. Espero que todo se haya solucionado. No obstante, si te apetece, aquí puedes contactarme y te atenderé personalmente: https://talentoadolescente.com/contacto . Es muy común que pasen por este momento ¡Un abrazo!

  2. Llevo 8 meses sin ver a mi hijo, decidió que se aburria conmigo y que queria estar con sus amigos y novia, tiene 16 años. Trabajo cerca y sólo quiere que pase yo a verlo, no es que no quiera, pero le digo que el tomo la decisión y que yo no voy a ser el que le vaya detrás aunque sea el padre, el mismo derecho tengo yo de tener el cariño de mi hijo. Encima la familia materna le dicen que no es egoísta y el aún se viene más arriba.
    Hago bien en no ir a verlo y en dejar que se de cuenta el solo? Gracias

    1. Hola Juan, te agradezco tu comentario y tu paciencia, pues el blog fue desactivado por error y ha habido recuperación técnica que hacer. Coincido plenamente en que ambos progenitores merecen disfrutar el cariño de sus hijos. Espero que todo se haya solucionado. No obstante, si te apetece, aquí puedes contactarme y te atenderé personalmente: https://talentoadolescente.com/contacto . ¡Un abrazo!

  3. Tengo una hija de 10 años, solo ha visto a su padre el 3 ocasiones no mas de media hora cada ocasión viviendo 7 años en la misma ciudad . El problema es que el papá ahora quiere que se la mande a la otra ciudad donde vive actualmente, pues yo nunca le impedía ver a la niña pero el nunca quizo estar con ella, el tema es que la niña no quiere viajar para estar con Alguien que prácticamente no conoce que debo hacer.

  4. Es tan complicado…. Yo tengo la sensación de que cuando necesita ayuda, no nos busca…. Busca a sus amigos, evidentemente, y así debe ser. Pero si sus amigos no están, se retrae. No nos habla a nosotros… Y eso es muy doloroso…. 😔

    1. En ocasiones lo que quieren expresar les genera muchas cosas. También esto les prepara para la vida. El dolor de las familias y figuras educativas reside principalmente en el sentimiento propio más que en el del adolescente. ¡Gracias por tu aportación, Raquel! La valoro profundamente 🙂 Un abrazo.

  5. Buenos días, tengo una hija de 14 años que hace 9 meses decidió quedarse definitivamente con su madre no quiere compartir conmigo. Cuando mi ex pareja y yo nos sepamos mi hija tenía 2 años de edad desde ese momento mi hija pasó a estar con su madre de lunes a viernes y conmigo viernes por la tarde sábado y domingo, todo normal, hasta ahora, dejo de respetarme como padre no acepta que le exija por sus malas calificaciones y aún por encima su madre le apoya en el tema. No se que hacer.

    1. Te he enviado una respuesta Juan Manuel,
      estos casos no son sencillos porque padre o madre no disfrutan de todo el crecimiento completo de sus hijos. Es humano que te sientas así, pero todo se puede reenfocar.
      Un abrazo enorme,
      Sandra

  6. Hola, soy padre divorciado de una hija de 16 años.A mí hija siempre la he tratado con mucha educación y respeto pero me cuesta mucho hablar con ella y quedar para vernos, a pesar de tener firmado un convenio regulador.En varias ocasiones le he comentado por wapssat a su madre el problema que estoy teniendo y su madre ni me contesta, no quisiera tener que recurrir al abogado, ya bastante mal lo estoy pasando y lo que menos quiero es que mí hija tenga vivirlo.Te agradecería mucho que me dieses algún consejo para poder disfrutar más de ella y que su abuela también pudiese verla más amenudo, muchas gracias.

    1. Te respondo por privado, Juan Carlos. Muchísimas gracias por contarme y por tu confianza, Juan Carlos.
      Espero poder serte de ayuda.
      Abrazos,
      Sandra

  7. Buen dia
    Tengo yna hija de 17 años de un tie po para aca esta grosera co testona no cumple las nor.as de la casa tienen un novio que ve cada 2 meses poraue vive en otro lado y cuando llega salen desde las 7 pm hasta altas horas d de la noche todos los dias y no vumple connlos horarios estsblecidos yo no lo conozco no me lo ha querido presentar, ademas todo el tiempo pide cosas que ya no tiene ropa que el perfume quenlos accesorios etc
    Ya he hecho de todo y nada funciona
    Sos

  8. Gracias por el artículo. Es una etapa difícil. Uno de mis hijos no quiere hacer nada con nosotros y se planta ante nuestros planes en familia, que cada vez son menos y se planta ante los entrenamientos de baloncesto porque está cansado. Que hacer? Parece que vivimos de sus migajas, de la caridad de unas palabras, una sonrisa, es más no cuenta nada en casa me tengo que enterar de las cosas por los padres de sus amigos, no respeta las normas de llegada y nos contesta realmente mal. Que hacer?

    1. Sé que es complicado verlo así Raquel, pero son más de 17 años viviendo mi día a día con adolescentes, trabajando en aula, con familias… y no dejo de ver estas situaciones. Te planteo: si dejaras de verlo o tomártelo como algo personal, ¿cómo me dirías que se siente él para proyectar todo eso? Lo más duro lo está viviendo internamente, y como no quieren sentirlo ni saben cómo gestionarlo, culpan a su entorno más cercano. A veces el qué hacer empieza por aceptar esto, y ojo, no mentalmente, sentir esa aceptación de verdad. No es tarea fácil. Para lo demás, te invito y me encantaría que puedas seguirme en redes sociales (Instagram o Telegram: Talento Adolescente) y te animo a ver el videocurso gratuito que está en mi web (lo hice de corazón, sin trampas ni tonterías). ¡Un abrazo, Raquel!

  9. Hola!!! Mi hija de 17 y q pronto cumplirá 18 ha decidido q va a iniciar una terapia por muchos problemas q la agobian desde hace mucho tiempo. yo ahora mismo me tuve q venir a vivir con mis padres por q me separé y no podía sola con los gastos.Ella no lleva bien está convivencia y ahora cumple 18 y me dice q le gustaría alquilar una habitación con estudiantes, mientras está en tratamiento psicológico…..crees q debo dejarla ir o no. estoy muy dolida y confundida, siempre pensé q yo era un apoyo para ella, ahora creo q tb huye de mi, de todo en general.no se
    Estoy muy triste y confundida

    1. ¡Hola Belinda! Gracias por leerme y tu confianza en mi trabajo. Te pregunto, ¿crees que tu hija huye de ti porque el «desafío» es contigo o es consigo misma? No te lanzo esta pregunta porque tenga la respuesta, sino para que tú lo valores. En ocasiones, tomamos como personales los conflictos internos de las personas que queremos o nos rodean. Tal vez tu hija podría estar formando y buscando su identidad y su propio camino. Estoy más que segura de que sabe que estás 🙂 No obstante, si en algún momento quieres orientación para ella, o incluso para ti, por favor, no dudes en contactar conmigo en sandra@talentoadolescente.com, además muy pronto quiero sacar una orientación grupal gratuita, sígueme en Instagram (@sannygm y @talentoadolescente) para no perdértelo, pues para gente con recursos más limitados puede ayudaros muchísimo.

      Ánimo y un abrazo inmenso!

      Sandra

  10. Buenas tardes tengo mi hija de 10 años y no me quiere ver ni compartir conmigo que soy su madre y su padre no le inculca buenos ejemplos que debo hacer, yo le doy sus espacios pero me siento con un vacío ya va para 4 meses sin hablar con ella de única manera que pueda saber es por la tía y la abuela. me siento sola y con mucha ansiedad? Espero me puedan dar una buena solución muchas gracias..

  11. Hola tengo un hijo de 12 años y actualmente vive con su madre siempre y cada 2 semanas pasa el sabado y domingo conmigo.
    Hasta aqui todo bien. Actualmete vivo con mi nueva pareja que tiene 2 hijos de 10 y 8 años. Con mi pareja coincidimos fin de semana con niños y fin de semana sin niños y mi hijo no quiere compartir los fines de semana juntos. He hablado con la madre y dice que él no tiene nada en contra de mi pareja y sus hijos pero él quiere estar solo conmigo, por eso no quiere quedar quando toca estar todos juntos y me encuentro en una situacion un poco extraña. no se que hacer.

    1. Hola David,
      te respondo por privado. No obstante, es muy importante recordar que es importante lograr un equilibrio. Qué importante otorgar la importancia que requiere a esos sentimientos suyos sin olvidarse de los propios, ¿verdad? Te invito a no restar importancia a ninguna de las partes. ¡Muchísimo ánimo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *